Deborah Kerr, alguien para recordar

Me enteré por Boudu de la muerte de Deborah Kerr. Como su comentario estaba escrito en un semicondicional, apelé a San Google y confirmé la mala nueva. Tenía 86 años y sufría de parkinson hace varios, con lo que al agravarse su salud decidió volver a Surrey desde Marbella, en donde residía con su pareja, el escritor S. Peter Viertel, autor entre otras, de la novela Cazador blanco, Corazón negro y del guión de La Reina Africana.

Actriz de una belleza deslumbrante fue calificada por muchos como “seria y fría” debido a la multitud de papeles en lo que representó a la típica dama de sociedad, elegante y refinada. A estas opiniones respondería con contundencia con su papel en De aquí a la eternidad y su mítico beso con Burt Lancaster, de un erotismo osado para la época (y para Hays y sus descendientes, supongo).
A pesar de una carrera con notables papeles en películas igualmente notables (Narciso Negro, The Innocents, Julio César, las que hizo con R Mitchum), la recordaremos siempre por el papel de Terry en An Affair to Remember cuya escena del sillón donde yace postrada, mientras habla con Cary Grant, es seguramente una de las cumbres del romanticismo en el cine. Yo, por mi parte, cada vez que la veo lloro como un nabo, ya que no puedo hacerlo como Meg Ryan.
¡Hasta siempre, Terry Mc Kay!


Actualización (07-11-2007): El marido también
Sólo tres semanas más soportó S.P.Viertel la ausencia de su compañera. Su enfermedad (estaba hospitalizado cuando se enteró de la muerte de Deborah) no hizo más que empeorar en estos últimos días. Para un aficionado al surf como él, que buscaba como todos, la mejor ola, son tristes tiempos de bajamar.

  8 comentarios para “Deborah Kerr, alguien para recordar

  1. boudu
    Viernes 19 octubre, 2007 en 15:34

    A mi me gusta tambien en “La vida y la muerte del Coronel Blimp” y en “Buenos Dias, Tristeza”. Hace mucho no veo “Algo para recordar”. “Julio Cesar” es medio un embole.

    Me gusta

  2. Viernes 19 octubre, 2007 en 17:58

    Las dos primeras no las vi, aunque por los directores seguro que, al menos, son interesantes. Siempre le tuve ganas a “BonJour…” sobre todo por la presencia de J.Seberg, que me deslumbró en “À bout de souffle” y cuya estrella se apagó antes de tiempo.
    Sobre lo de Julio César, sobre escritos no hay nada gusto.

    Me gusta

  3. chesterthomas
    Viernes 19 octubre, 2007 en 22:50

    El hecho de no haber visto las películas aquí expuestas me produce, de inmediato, el deseo de ir por ellas… Gracias.

    Saludos cordiales desde Chile.

    Me gusta

  4. Andrea
    Martes 23 octubre, 2007 en 18:53

    Siento un profundo dolor por la muerte de La Rosa de Inglaterra (como la llamaban en Hollywood). Sin duda Deborah es alguien para recordar. Yo lo haré de aquí a la eternidad.
    Que descanses en paz!!!!
    Saludos desde Argentina, y mis condolencias a sus familiares y admiradores.

    Me gusta

  5. Laura
    Martes 23 octubre, 2007 en 18:56

    Deborah, espero verte en el Cielo…
    no te ovides de esperarme!!!

    Me gusta

  6. santiago
    Miércoles 23 enero, 2008 en 18:18

    El tío Godard decía (en su época) que ‘Sin Aliento’ (o ‘A Bout de Soufflé’) podría comenzar con un cartelito que dijera ‘…tres años después…’ (esto con respecto a ‘Bonjour, Tristesse’ de Preminger)…

    Me gusta

  7. santiago
    Miércoles 23 enero, 2008 en 18:21

    Bueno, ahora tengo la duda…no se si el cartelito debía decir: ‘tres años…’ o ‘tres meses…’
    Tampoco importa tanto en cuanto anécdota, ¿no?…

    Me gusta

Si quieres escribir un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: